Alejandro y María Laura

Alejandro y María Laura: «Cuando la música es mejor de a dos…»

Siempre es grato conversar con Alejandro y María Laura porque vamos descubriendo en ellos cada vez un grado de madurez no solo musical, sino también como padres y personas. Muchas cosas han cambiado desde la última vez que pude dialogar con el dúo de artistas, pero sobre todo y después de la pandemia, por fin su disco MADRE PADRE MARTE vio la luz y se presentará en vivo este sábado 01 de abril en un gran concierto en el Gran Teatro Nacional.

El disco de los cambios

Este nuevo disco se empezó a trabajar el 2017 y estuvo marcado por grandes momentos, buenos y malos: el nacimiento de la hija de la pareja, el fallecimiento de la madre de María Laura, la pandemia y su exitoso viaje a México. Así que se ha convertido en un disco muy especial para ellos porque involucró muchos cambios, uno tras otro y el proceso de adaptarse a diferentes realidades.

MADRE PADRE MARTE se convirtió en el disco que más tiempo les ha tomado hacer (6 años), en cuanto a componer y producir; debido también a los cambios como la mudanza a México. Incluso se había pensado sacar 3 EP’s, de los cuales solo salió MADRE porque ya tienen un buen número de canciones para un quinto álbum y no quisieron esperar más tiempo.

Analizando el material, ahora sí, en el momento de sacarlo, Alejandro reflexiona en la entrevista: “escuchando las canciones entiendo que hay una coherencia. Es algo desintegrado, pero justo en esa especie de caos hay algo especial que habla de justo los momentos que vivimos durante esos 6 años. De ese movimiento, desplazamiento (cambios) que tiene muchas cosas hermosas y otras no tantos”.

Electrónica / Acústica

Y claro que a lo largo de esos 6 años MADRE PADRE MARTE, al igual que sus creadores, ha ido cambiado su concepción, pero desde un principio lo decidieron trabajar con el músico y productor chileno Javier Barría, con quien ya habían colaborado y quien los había visto en un modo más electrónico (con máquinas, sintetizadores y todo lo demás), cosa que le gustó y les planteó trabajarlo por ese lado.

Pero llegó la pandemia y tuvieron que trabajar de forma online. Alejandro y María Laura pusieron manos a la obra (en el hermoso estudio que tenían por ese entonces) y salió unas 5 canciones. Una segunda etapa se realizó en Santa Eulalia, a donde se mudaron y dónde Alejandro armó un nuevo estudio que vio la luz otras 3 melodías.

Y la tercera etapa se dio en México a inicios del 2022, donde la pareja decidió radicar en búsqueda de una proyección más internacional. Allí produjeron 5 canciones más, de corte acústico y de la mano del productor Gustavo Guerrero. Aquí las sesiones ya fueron con músicos en vivo y con instrumentos en mano.

Sostenibilidad en el tiempo

“Para mí sería difícil hacer algo que no me gusta en el arte. Siempre hago lo que me gusta y eso es una búsqueda. Es lo más lindo de todo”, expresa Alejandro.

Para él, el dúo Alejandro y María Laura se han podido sostener todos estos años, debido básicamente a 3 factores. Primero, tuvieron suerte al inicio de su carrera y por la ayuda tanto de parte de su familia como de su entorno. Segundo, considera que son buenos en lo que hacen. Y tercero, tomando en cuenta el contexto a donde pertenecen (Latinoamérica) forman parte de un grupo de personas que han tenido los privilegios para poder dedicarse a la música, sobre todo en su estilo de música (independiente).

Y es verdad, ellos son de los pocos que han crecido en el contexto adecuado (económico, social, etc) para trabajar en el arte en un país donde el Estado no le da la prioridad debida. “Creo que el secreto para mantenernos ha sido no tener desde siempre expectativas de que vamos a vivir de esta carrera, de hacer música”, nos señala muy seguro Alejandro.

Buscando el balance de sus vidas

Alejandro y María Laura

“No teníamos referentes de músicos (peruanos) que nos gustaran y a los cuales quisiéramos seguir a excepción de Susana Baca y fue increíble conocerla cuando recién empezamos” nos confiesa María Laura. Para llegar a tener una carrera como ella se debe equilibrar las cosas porque el arte sale más bonito cuando no vives exigiéndole que salga, sostienen ambos. “Te puedes llegar a saturar de tu propia música, a estresar de lo que tanto te gusta. Siempre es bueno buscar el balance con las vidas diarias”, puntualiza nuevamente María Laura.

Para ella la vida conforme va cambiando hace que cambien los intereses de las personas. En su caso, sus tiempos como padres los obligó a dividirlos, uno en la mañana, otro en la tarde. En la noche recién se pueden reunir para enseñarse el uno al otro lo que han estado haciendo en cuanto a composición.

En la pandemia era un poco más difícil porque su hija Aurora era más pequeña y se dividían los quehaceres del hogar; pero ahora que ya va al colegio tienen ese tiempo en la mañana de componer juntos cada vez más seguido. “Son situaciones de la vida que te obligan a cambiar y de las cuales se obtienen resultados diferentes que están buenos también” nos comenta la artista.

Más música nueva

Alejandro y María Laura

Después de este esperado concierto de recuentro con sus fanáticos peruanos, con el cual tienen cada vez un mayor contacto en redes (saben que es justo y necesario tomarse un tiempo para ello) y antes de también tocar en Chile, se tomarán unos días de descanso para grabar (en tiempo record, pero de forma precisa) un nuevo disco, en vivo – acústico (con poco público).

Y es precisamente esa contradicción entre el uso de las redes sociales y la intimidad de su música que los llevó a entender que un trabajo con esas características reflejará fielmente de dónde y cómo son Alejandro y Mará Laura.

El disco “MADRE PADRE MARTE” será presentado en vivo este sábado 01 de abril a las 8:00 p.m. en el Gran Teatro Nacional junto a artistas invitados como Milena Warthon, La Lá, Renata Flores, Adrián Bello, Yorka entre otros. Las entradas están disponibles en la plataforma Joinnus. Será una noche inolvidable que no te la puedes perder.

Deja un comentario:

Loading Disqus Comments ...